De mujeres y rupturas

Oct 24, 2022

Por: Lina Maria León Leyva 

(Programa Danza y Dirección Coreográfica Corporación Universitaria CENDA)

Enredadas y cubiertas por sábanas, cuatro mujeres se mueven y envuelven el espacio con las telas que las cobijan. Como estatuas de musas griegas que danzan con regocijo y placer, se muestran etéreas y altivas, pero, poco a poco, su danza se trastorna y entran en estado de perturbación y agobio. Estas mujeres transitan entre la apariencia de lo divino y el devenir en trapos o ropa sucia que es refregada hasta el cansancio para estar de nuevo limpia y presentable.

Música de planchar, merengue y salsa, trajes elegantes en tonos pasteles, una lavadora y un comedor, también hacen parte de la obra Arengas para un mismo techo del coreógrafo David Suárez. Un relato contado a través de conversaciones, monólogos y cantos que habla sobre la feminidad y la experiencia de ser mujer.

Aunque encuentro cuestionable el hecho de que una obra que habla sobre el rol de las mujeres sea dirigida por un hombre, me es fácil sentirme identificada con los pensamientos y las emociones expuestas por las intérpretes. Quienes nacimos siendo consideradas biológicamente mujeres fuimos educadas desde niñas para cumplir ciertas funciones en el hogar y la sociedad, y a arraigar determinados rasgos a nuestra personalidad. Nos enseñan que debemos mantenernos arregladas, recatadas y complacientes, incluso sobre nuestro propio convencimiento, criterio o valor. ¿Es acaso ese el significado de ser mujer? ¿Soy mujer porque fui enseñada para serlo?

Más allá del discurso sobre la posición de la mujer con relación a las tareas domésticas, tan presente en la obra, y que podría interpretarse como proveniente de un feminismo blanco, pienso en la diversidad de mujeres que habitamos el mundo y en los diversos tipos de violencia a los que estamos expuestas: discriminación étnica, transfobia, xenofobia, racismo, abandono, maltrato físico, abuso sexual, emocional, financiero…

Si bien por momentos las mujeres en escena parecen querer romper con su situación particular de sometimiento, esta ambición no perdura, no alcanza el nivel de una lucha que trasciende, prevalece, en cambio, la sensación de atadura y resignación a sus designios. Aun así, Arengas para un mismo techo me deja una pregunta por la posibilidad de ruptura de esos patrones impuestos que atentan contra nuestros derechos y deseos de libertad.

CONTÁCTANOS

CR 25 # 50-34 BOGOTÁ COLOMBIA

5 + 8 =

Teatro Factoría L'explose

Cra. 25 #5034
Bogotá
Colombia

Página construida gracias al apoyo de la Beca de Sostenibilidad de Infraestructuras Culturales y Creativas 2019.

Abrir chat
1
Hola
¿en que podemos ayudarte?